¡Extra! ¡Extra! ¡Michael Jackson toma el sol en el circo!

El miércoles tuvo lugar en el Palacio de los Deportes el estreno del espectáculo / homenaje a Michael Jackson en Madrid, bautizado con el nombre The inmortal world tour por la compañía canadiense Cirque du Soleil.

Dicho acontecimiento estaba programado a las 21.30h, momento en el que unas cuantas colas bien largas aguardaban todavía, junto al frío, a la puertas del recinto.

Confieso que si he de declararme fan de algo es del Circo del Sol y que a Michael Jackson nunca le he hecho más caso que el obligado.

Ambos son espectáculos andantes en estado puro, por lo que si los mezclamos con buen gusto el resultado que obtenemos es uno como del que pude ser testigo desde primerísima fila en pista, con las increíbles vistas que puede ofrecer situarse en la boca de un macro escenario.

Se encendieron los primeros focos y gradualmente fui recordando, like a child, la sensación de que el universo es inabarcable y de que sobre el escenario estaban pasando muchas más cosas de las que mi retina podía capturar.

Senderos de graffitis sobre enormes pantallas digitales iban adelantando lo que sería un recorrido de colores divertidos, brillos abusivos y algún que otro gris en la carrera de Michael Jackson para dar paso, gradualmente, a un espectáculo que bailaba in crescendo para terminar con un público entregado a la par que comedido.

Bajo mi punto de vista, The inmortal es un espectáculo que ha sabido mezclar muy bien el “yo – artista” del cantante, resaltando su espectacular voz y particular forma de moverse, junto con el “yo – persona”, haciendo claras referencias a una infancia interrumpida mediante las alusiones a Neverland, sin olvidar su paso por los Jackson Five, y recordándonos ese Michael que impregnaba sus canciones de mensajes de paz, amor y reflexión social y ecológica. Vamos, lo que viene siendo, paradójicamente, todo un altavoz de lujo bien instrumentalizado por la industria musical. Probablemente, me atrevo a decir, un pez que se muerde la cola y que, quizá, a MJ le removió por dentro en más de un momento.

Para terminar, sin dejar de recomendar a pesar de sus precios prohibitivos, El Circo del Sol triunfó una noche más, e hizo todo un homenaje de lujo al artista repasando sus temas principales, recreando su universo en cada uno de ellos y haciéndonos vivir durante hora y cuarenta y cinco minutos el aire que se respira en cada uno de sus súper videoclips.

Así que queridos fans de MJ, siento desilusionaros, pero ninguno de vuestros PowerPoint puede competir con este homenaje. Tranquilos, que no es culpa vuestra. Es que el Circo del Sol tiene enanos entrenando en una cueva durante todo el año y los alimenta con líquido descongelante para, de vez en cuando, sacarlos a pasear y dejarnos la boca  tan abierta como la del Papa Moscas.

Os dejo un bocado de envidia:

Anuncios
¡Extra! ¡Extra! ¡Michael Jackson toma el sol en el circo!

Si quieres dejar tu comentario no te cortes, yo pongo los guantes...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s