El sabor de Magnum’s First

Aprovechando una coyuntura dada, me he acercado al espacio de la Fundación Canal a visitar una exposición muy especial: Magnum’s First (La primera exposición de Magnum).

La agencia Magnum Photos, fundada en 1947, fue una de las primeras cooperativas en el mundo de la fotografía, permitiendo a sus fotógrafos ser los gestores de sus propios derechos. Pero no sólo eso, si no que los conceptos de reportero y artista se fusionaron, dando lugar a un fotoperiodismo con un lenguaje propio del mundo, incentivado en gran medida por la libertad que la agencia otorgaba a sus fotógrafos a la hora de elegir los temas de los reportajes (supeditados hasta entonces a las peticiones de los medios).

La particularidad de Magnum’s First radica, tal y como indica su propio nombre, en que reproduce la primera exposición colectiva, en 1955, que llevó a cabo la agencia bajo el nombre de Gesicht der Zeit (El rostro del tiempo), y que fue encontrada en sus embalajes originales en los almacenes del Institut Français de Innsbrück.

Inge Morath, Robert Capa, Werner Bischof, Henri Cartier-Bresson, Erich Lessing, Ernst Haas, Jean Marquis y Marc Riboud son los fotógrafos que conforman una muestra de una hermosa riqueza histórica que nos da una visión global de las diferencias sociales existentes en el mundo de mediados del siglo XX, así como nos informa de algunos de los hitos de mayor calado en la historia contemporánea.

Desde un reportaje del impactante rodaje de la egipcia Tierra de faraones (Howard Hawks, 1955) hasta el portfolio Gandhi, un excelente, y mítico, trabajo en el que se narran los últimos días y el funeral de este influyente personaje histórico.

Pero Magnum nos hace viajar también al conservador Londres de los años ’50 para coger un barco y plantarse en un festival de danza folclórica en un País Vasco francés herido todavía por la pasada Guerra Civil. Allí, un tren a plena disposición del pasajero, nos lleva a visitar a los niños vieneses que, ajenos a la ocupación alemana, jugaban entre tanques u observaban inocentemente a la policía.

Tras unos tragos de cerveza, cruzamos la frontera hasta Dalmacia para descubrir una serie de retratos costumbristas en plena oposición a los de Viena o Londres. Y finalmente, damos un salto a la Hungría que Jean Marquis tiene la oportunidad de conocer (y de darnos a conocer) en unos de sus viajes alrededor del mundo.

En definitiva, una exposición imprescindible desde diversos puntos de vista: por un lado el valor inherente de la misma como inflexión clave en la historia del fotoperiodismo; y por otro lado, una vez alejados del foco de atención los fotógrafos, el alto interés del contenido histórico presente en sus obras.

Magnum’s First se puede visitar hasta el 19 de enero de 2014 y la entrada es libre.

 

Henri Cartier-Bresson
Henri Cartier-Bresson
Multitud esperando al cortejo fúnebre del funeral de Gandhi. India, 1948.

 

Fundación Canal

Mateo Inurria, 2. 28036, Madrid.

www.fundacioncanal.com

Anuncios
El sabor de Magnum’s First

Si quieres dejar tu comentario no te cortes, yo pongo los guantes...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s